¡5 pasos para convertirse en consultor independiente y hacer negocios!

¡Convertirse en consultor independiente no se puede improvisar! Ante el trabajo que esto requiere, ¿no ves por dónde empezar? Este artículo te brinda los fundamentos para iniciar tu actividad como consultor. Desde el marketing hasta el estatus legal y la instalación en un espacio de coworking, ¡descubra cómo comenzar con el pie derecho!

Formaliza tu posicionamiento de marketing

Antes de comenzar y convertirse en un consultor independiente, debe tener claro quién quiere ser a los ojos de sus prospectos y qué quiere vender. Esto requiere un primer paso fundamental: ¡realizar un benchmark! Vaya a la web, vea lo que está sucediendo en su campo. Analiza los diferentes puestos que se pueden realizar: consultor para grandes grupos, para pymes, para muy pequeñas empresas, para autónomos… Y elige qué quieres hacer y a quién quieres dirigirte. Esto le permitirá dar el segundo paso esencial: fijar el precio de sus servicios.

Su precio reflejará su servicio. Un consejo, no se venda pensando que será más fácil comenzar y atraer a sus clientes. Porque cuando quieras ajustar tus precios, tus clientes no querrán pagar la diferencia. Peor aún, podrían ir a ver si la hierba es más verde en otro lugar. Para encontrar los precios correctos, analice nuevamente los precios de sus competidores. Y anótelo todo en una hoja o archivo. Entonces sabrá el rango en el que se encuentra.

Elija su estado

Para convertirse en consultor autónomo, debe elegir el estado que sea apropiado para usted. ¿Vas a iniciarte como autónomo, en porte salarial?

El estatus de emprendedor autónomo es excelente para probar la viabilidad de su proyecto y puede adquirirse sin cargas administrativas.

Si desea convertirse en consultor independiente mientras sea empleado, puede optar por el porte salarial. Su agencia de empleo se encargará de todo: administración, contabilidad, el 10% de su facturación. Luego, puede concentrarse en el núcleo de su negocio de consultoría sin tener que preocuparse por el papeleo.

Comunicarse sin demora

Una vez elegida tu posición, ¡debes comunicarte cuando empieces! Para hacer esto, tómese el tiempo para implementar su estrategia y su plan de comunicación.

Pregúntate a ti mismo las siguientes preguntas:

  • ¿Quién es tu objetivo?
  • ¿Tu meta?
  • ¿En qué tono quieres comunicarte? Esto se hará de acuerdo con su posicionamiento y su objetivo.
  • ¿Qué valores quieres transmitir?
  • ¿Cuáles son los argumentos a favor de su servicio o producto?

Entonces piense en elegir los canales de distribución para su comunicación. Por ejemplo, puedes elegir campañas en redes sociales, o incluso flyers para enviar a buzones, golosinas … Formaliza cada uno de tus medios, anótalos en una tabla de Excel y anota la fecha y período de distribución. Recuerde también hacer otra tabla de Excel con el presupuesto de cada uno de sus medios. No tiene que esperar para empezar a pensar en su comunicación.

Descubrir el coworking

Atrás quedaron los trabajadores autónomos que comienzan solos en casa mientras están aislados. Hoy los espacios de coworking te permiten socializar. Por lo tanto, puede detectar espacios de trabajo y probarlos para ver cuál funciona mejor para usted. Por ejemplo, en algunos espacios de coworking, es posible que le ofrezcan un día de “prueba” mientras trabaja allí. Más que un vínculo social, los espacios de coworking te brindan la oportunidad de encontrar compañeros de trabajo. Y lo mejor de todo, ¡también puede ver a compañeros de trabajo utilizando sus servicios!

Tómate el tiempo para explorar

Y sí, los clientes no son como ángeles cayendo del cielo. Tienes que ir a buscarlos. Y para eso la prospección es fundamental. Así que reserve tiempo para promocionarse y encontrar clientes. Hay varios métodos disponibles para hacer esto, por ejemplo, puede comprar bases de datos, salir al campo participando en ferias comerciales o incluso crear asociaciones.

Leave a Reply