Vive la experiencia Au Pair

¿Quieres vivir una gran experiencia? ¿Te gustaría conocer otras culturas y aprender un nuevo idioma?

Descubre otro mundo, consigue nuevos amigos y tal vez puedes echar raíces en otro país.

Una de las formas más fáciles de lograrlo es ayudando a cuidar niños, miles de familias alrededor del mundo buscan ayuda de personas responsables y educadas para llevar a cabo este objetivo, por esa razón durante varios meses abren las puertas de sus hogares para que jóvenes con estas características les ayuden. A este convenio se le llama AU PAIR.

Esta modalidad te permite expandir tu mente a través del cuidado de niños, el estudio y al inmersión en una nueva cultura, y por supuesto compartir tu cultura con ellos.

AU PAIR, significa “a la par” en francés, ya que cuando llegas a la casa no lo haces como un empleado sino como un “hermano mayor”, por esto ayudarás en el cuidado de los hijos de los anfitriones y en algunas tareas del hogar a cambio de hospedaje, alimentación y un pequeño pago mensual. La familia anfitriona tiene la obligación de permitirte asistir a clases del idioma del país que escogiste.

Cuidar a los niños, también tiene sus condiciones, bajo ningún concepto el Au Pair se le debe encargar el cuidado de niños menores de dos años. Sin embargo, algunas familias busca Au Pairs para cuidar personas de la tercera edad en lugar de niños.

Responsabilidades de un Au Pair

El Au Pair no es un trabajador del servicio doméstico. Sus responsabilidades no deben incluir labores pesadas del hogar que no tengan relación con el cuidado de los niños,  como hacer aseo general, atender reuniones en casa o encargarse el mantenimiento de jardines y piscinas.

Esta es una lista de algunas de las responsabilidades y labores en el cuidado de los niños que un Au Pair debe hacer:

  • Ayudar a despertar a los niños, bañarlos, vestirles, jugar con ellos y alimentarlos.
  • Preparar pequeñas comidas o ayudar a preparar la comida, hacer la cama de los niños, lavar y planchar su ropa.
  • Encargarse de llevarlos al colegio y recogerlos.
  • Ir de compras.
  • Quedarse en casa con los niños, cuando estos por algún motivo falten al colegio.
  • Cuidar a los niños fuera del horario de clases.

Responsabilidades de la familia anfitriona

Las familias que desean ser anfitrionas de un Au Pair deben:

  • Vivir cerca de un centro para el aprendizaje del idioma del país.
  • Vivir en un área que posea buen transporte público o proporcionar un vehículo para que el Au Pair se pueda movilizar.
  • Dar el tiempo para que el Au Pair pueda asistir a su curso de idiomas por no menos de 6 horas a la semana.
  • Tener un cuarto privado y apropiado para el Au Pair y también garantizar una alimentación adecuada.
  • Cancelar semanalmente el salario acordado.
  • Tratar al Au Pair como un miembro de la familia y no como personal de servicio doméstico.
  • Durante los dos primeros días a la llegada del nuevo Au Pair uno de los dos padres deberá quedarse en casa para ayudar al Au Pair a adaptarse y entender sus responsabilidades con el cuidado de los niños y el funcionamiento de la casa y el vecindario.
  • Entender que un Au Pair no puede tener la responsabilidad de un niño menor de 24 meses.
  • Aceptar que el Au Pair no debe realizar oficios domésticos no relacionados con el cuidado de los niños.

Importante: 

  • Tu tienes la posibilidad de aceptar o rechazar familias, así que nuestra mejor recomendación es que investigues de ellas tanto cómo puedas.
  • Si una familia te pide que envíes dinero, no lo hagas, son estafadores.
  • No confies en familias que muestren cualquier forma de contacto en su perfil.
  • Así la familia te insista, jamás mandes información a empresas o personas que ellas te soliciten.

Estos son algunos sitios donde puedes registrarte:

www.aupairworld.com

www.aupair.com

https://www.culturalcare.com.co

 

 

Deja un comentario

Volver arriba